Preguntas trampa tribunal médico

Preguntas trampa tribunal médico

El equipo dependiente del Instituto Nacional de la Seguridad Social (E.V.I.), que realiza la valoración de Incapacidad E.V.I., se conoce como tribunal médico y evalúa las solicitudes de incapacidades laborales.

Está conformado por médicos inspectores, facultativos e inspectores de trabajo y de la seguridad social, así como otros funcionarios que se encargan de evaluar los casos para catalogar los grados de incapacidad laboral en sus revisiones.

El E.V.I., se encarga de garantizar que las personas que sufren lesiones por accidentes o enfermedades, que les impiden ejercer su actividad profesional y otras distintas o ninguna, cuenten con el amparo del Estado, ya que para solicitar el estado de incapacidad permanente es necesario contar con el reconocimiento del tribunal médico.

La evaluación del tribunal médico de la Seguridad Social o E.V.I., incluye al paciente y su documentación médica, para determinar si realmente su incapacidad total o sí pueden mejorar amerita de revisiones futuras.

Evalúa a las personas que están solicitando una pensión por incapacidad, luego de someterse a tratamiento prescrito y haber sido dado de alta médica, pero que presentan reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles a ser determinadas como permanentes y que disminuyen o anulan su capacidad laboral.

Las más frecuentes preguntas trampa

Las preguntas trampa, más frecuentes que realiza el tribunal, en el momento de la consulta para considerar una incapacidad como del tipo parcial, permanente total, permanente absoluta o de gran invalidez, se relacionan con los informes médicos.

Es lógico, que los médicos del tribunal realicen una serie de preguntas pertinentes y es importante que los pacientes se preparen para dar respuestas convincentes. Además, hacen la exploración física para reconocer el nivel de daño a la movilidad de los pacientes por lesiones físicas y patologías como lumbalgia, artrosis, fibromialgia, cardiopatía, catarata, diabetes, hernias, migraña y otras como depresión o ansiedad. Buscan información concreta del paciente que les sirva para apoyar o anular su solicitud.

Lo principal es que los pacientes sean coherentes con las dolencias que padecen, sin exagerar, ni ocultar síntomas, ya que los informes médicos que apoyen el diagnóstico de incapacidad, según con el caso que describen de secuelas de accidentes o patologías y la tranquilidad y sinceridad son de gran ayuda para que el tribunal médico sea justo con sus veredictos sobre el grado de incapacidad que realizan de sus pacientes.

La resolución por escrito del tribunal médico tiene un plazo corto, incluso producen un aviso previo antes del lapso que contempla la ley que es de 135 días como plazo máximo contemplado, según la Ley.