CloudDatacenterEmpresasFabricantes de SoftwareProveedor de ServiciosProyectos

“COBOL no va a desaparecer”

patricia santoni01
0 0 No hay comentarios

Entrevistamos a Patricia Santoni, directora general de Micro Focus Iberia & Latinoamérica, cuya empresa ofrece una interesante forma de hacer evolucionar un lenguaje tan antiguo -pero tan presente- como el COBOL.

¿Cuál es la situación actual de Micro Focus tanto a nivel mundial como en España? ¿En qué medida ha afectado la crisis al negocio de la compañía después de un gran año como 2009?

Micro Focus provee al mercado de unas soluciones que permiten reducir los costes de infraestructura y mejorar la productividad en los desarrollos… cuando el mercado está en crisis, nosotros aportamos un valor añadido que empuja a las empresas a hacer la inversión, por lo que nuestra situación, a pesar de estos momentos, es más que favorable a nivel de crecimiento.

Para este año, esperamos que el anuncio de las nuevas herramientas para desarrolladores de Visual Studio que hemos realizado ayude a un crecimiento de dos dígitos. Además, las adquisiciones del año pasado, -Borland y la división de testing de Compuware- también permitirán hacer crecer nuestra cifra de negocio.

Tanto en España como en Portugal y Latinoamérica, comenzamos las actividades de venta en 2008 y consideramos a estos países en fase inicial de desarrollo de nuestro negocio, por lo que estamos en cifras de crecimiento muy por encima de estos dobles dígitos. A pesar de que el mercado español está muy tocado por la crisis, para nosotros ha sido un terreno privilegiado, incluso si lo comparamos con otros países que están menos tocados por la crisis.

Recientemente Micro Focus ha presentado un estudio llevado a cabo a directores financieros. Se muestra una tendencia a la modernización de los sistemas existentes en vez de su sustitución. ¿Podrías explicarnos las claves principales de este estudio?

patricia_santoni03.jpg

Hace 50 años las grandes empresas empezaron a poner toda la operatividad de sus compañías bajo un modelo informático lo que ha implicado una serie de inversiones para desarrollar aplicaciones que permiten dar cobertura a los negocios. La mayor parte de ellas están escritas en lenguajes antiguos como Cobol. Hace 20 años muchos aseguraban que Cobol iba a morir porque se iba a reemplazar por otros lenguajes más actuales como Java. Pero al final, cuando una empresa (un banco, un supermercado, una cadena de retail, una empresa de seguros… ) inicia su actividad con soluciones que todavía dan soporte al negocio, a la hora de modernizar estas soluciones o a la hora de diversificar los métodos de acceso para sus clientes finales deben tomar decisiones, las cuales están muy relacionadas con las inversiones.

Y es aquí donde se dan tres posibilidades: la primera es no hacer nada, al decidir que los sistemas antiguos siguen dando el servicio correctamente ya que funcionan muy bien. La segunda es tirar todo a la basura y poner el famoso ERP con la correspondiente necesidad de adaptar los procesos, las plantillas técnicas, el usuario final… es decir, un gran caos temporal en la empresa. Por último, una tercera opción es la que promovemos en Micro Focus, que es la modernización de las aplicaciones, el ‘downsizing’ de las aplicaciones o la migración de las aplicaciones desde esos entornos antiguos a plataformas más actuales, flexibles, menos costosas y más reactivas que permiten exponer las aplicaciones a servicios SOA, preparadas para un futuro escenario cloud.

A la hora de hacer cálculos, lo que nosotros presentamos tanto al CIO como al CFO son estas tres opciones puestas en comparación. No hacer nada tiene un coste muy bajo aparentemente, pero se siguen pagando altos costes en materia de licencias, por ejemplo. Migrar todo el sistema por completo a una solución ERP o reescribir todas las aplicaciones se valora en 10 veces más el coste de lo que tienes actualmente. Y la opción de modernización, que les permite acceder a nuevos mercados y clientes reduciendo los costes de operación, así como el ROI. En la mayoría de nuestros casos, se reduce a menos de 12 meses.

El sistema queda totalmente seguro porque no se tocan las reglas de negocio que estaban escritas en las aplicaciones iniciales. Nosotros cogemos la aplicación, la encapsulamos y la llevamos al nuevo entorno, ya sea Windows, Linux, etc. Pero, además, también ofrecemos las herramientas necesarias para seguir manteniendo un alto grado de evolución. El encapsulamiento básicamente prepara la aplicación para el nuevo entorno.

  1. Uno de los motivos fundamentales por el cual el COBOL tiene larga vida todavía, a diferencia de otros lenguajes que han quedado en el camino y que habían nacido como la solución perfecta, es que forma parte de muchas de las cosas que hacen la vida cotidiana de las personas, por ejemplo, utilizar un cajero automático, recibir una factura de servicios, hacer una compra con tarjeta de crédito, etc, etc, en todas estas simples transacciones existe por detrás un servicio o un programa COBOL que procesa cada uno de los requerimientos, corriendo sobre plataformas mainframe o midrange, pero ofreciendo como siempre un nivel de calidad, seguridad y servicio avalado por años de estabilidad y miles de transacciones exitosas realizadas. El COBOL ha evolucionado y continuará evolucionando, es nuestra tarea la de mostrar al mundo cuan poderoso fue, es y será.